You are currently browsing the category archive for the ‘SanFrancisco’ category.

El gráfico de The Economist muestra lo que votarian lo sdistintos países del Planeta en caso de que todos pudieramos acudir a las elecciones americanas, en las que barrería Obama por algo más de 9100 votos electorales contra 200. Ni que decir que el resultado que veremos en pocas horas serán muchísimo mas ajustadas.

Mis disculpas. El rss no funciona (yay google) y actualizo el blog cuando sopla el viento de levante. Tras las agotadoras visitas (si quiero contarlas con los dedos tengo que usar hexadecimal) me pase un més entero viajando por Europa con mi novia, acercándome a los bichos con teclas solo cuando mis responsabilidades con la empresa lo requería. Justine dejo su antiguo curro en una ONG justo cuando yo bailaba como con las hadas en Burning Man y la vuelta a la realidad coincidio con el comienzo de su busqueda de trabajo. Mi aportacion fue aceptar los cheques que aun seguia pasandome por el alquiler por la cantidad exacta que pagaba cuando tenia curro (pese a mis protestas), no tirarme demasiado de los pelos cuando tiene demasiado tiempo libre y decide cambiar la decoracion de nuestra casita o ayudar a todos los vecinos a los que se les ha perdido el gato y cuando he tenido tiempo rehacerle su curriculum enteramente en LaTex pobrecita mia que no se donde va a ir con esa mierda de fichero .doc por la vida (le conte de ese filtro en el procmail que tenemos en el curro y que hace que cualquier curriculum que venga con un fichero doc va a parar a un sitio magico y oscuro llamado /dev/null donde acaban los curriculums de la gente que no lo envía como es debido). No me quejo, la siento casi como una persona nueva. Como en la estupénda película de Wu Ming, trabaja despacio y pese a las neuras propias de la cultura judia tiene siempre una sonrisa pegada a la cara que se incrementó en cuanto decidió que su nueva vocación definitiva de la semana era ayudar en las diferentes campañas políticas de las elecciones de mañana martes.

Las elecciones americanas son del todo menos similares a las patrias. Los diferentes ayuntamientos y gobiernos estatales aprovechan para pasar a votación las diferentes propuestas a los ciudadanos, pequeños referendums que decidirán aún mas que quien sea el presidente, el futuro de California y San Francisco como ciudad. Las leyes californianas son excesivamente laxas y la ciudad cuenta con casi 40 propuestas donde se decidiran temas como si la ciudad legaliza la prostitucion, saca del trullo a todos los que hayan sido condenados por drogas, legisla el tamaño mínimo de las jaulas de los pollos de las granjas, cambia la constitucion estatal para prohibir de nuevo el matrimonio gay, fuerza a la ciudad a usar exclusivamente energias renovables o (mi medida favorita por lo poético) cambia el nombre de planta de proceso residuos y de mierda de la ciudad por el de George W. Bush.

Mi casa se ha convertido en pequño nodo de los flujos politicos que rodean un barrio tan especial como en el que vivo. Justine se despierta cuatro horas antes que yo, deja al gato acostado a mi lado y me roba mi pase mensual del tranvia para acudir a llamar a voluntarios contra la propuesta en contra del matrimonio homosexual, va al mercado o recoge la cesta de fruta biologica del centro budista y llega para el desayuno en el momento justo en que empiezo a calentar la maquina de expreso y me quito las legañas mirando los primeros correos. En mi salon un enorme cartel ocupa la ventana recordando los vecinos que viven en la colina que da al jardin que tienen que votar NO a la propuesta 8. De vez en cuando el cartel se cae y me deja ver el Sol.

La energia que derrocha en la campaña politica, el hecho de que varios compañeros míos de Craigslist hayan decidido tomarse las vacaciones ayudando a Obama y los contínuos emails de la estupenda gente que me acompañó a Burning Man consiguieron que venciera mis dilemas internos (tengo exactamente el mismo derecho a votar en este pais que mi gato, por lo que inicialmente no veía necesitaria ni justa mi involucracion) y que me animara a colaborar en la campaña. Pese a la enorme población latina de San Francisco, la gente de Obama se mataba por encontrar a hispanohablantes nativos que les echara una mano para animar a los aun indecisos y animarles a ir a votar mañana Martes y pensé que, aún sin voto, soy una de las personas que puede poner un grano de arena en no permitir que ciertas cosas que repitan.

Ni que decir que mas de un europeo rechazó frontalmente esa decision como si vendiera mi alma al imperio. No es suficiente con que trabaje en el pais enemigo sino que ahora he de ayudarle en sus planes de dominacion mundial. Pse pse.

El desconocimiento de las culturas ajenas crea una tendencia a la simplificacion de la mismas manera que la incrustracion de sus formas en ambientes extraños, sin el fondo cultural que la vio nacer y la sustenta es sintoma de desastre, cuando no de ridiculo. La bagaje cultural es sutil, y por lo dificil de su definicion nuestra querida television no lo transmite de la manera que promociona sus resultados.

Nuestra paella de los jueves, cocido de los miercoles y pescado en los viernes y nuestro no se pica entre comidas o no se come postre antes de la cena obedecen a reglas culturales no escritas que intentan dar diversidad en nuestra dieta. Las culturas que carecen de este sistema de autoregulacion permiten socialmente cualquier tipo de horror gastronómico. El sistema de dietas americano (heredero de su mentalidad analitica) se ha obsesionado en la descomposicion del alimentos en componentes esenciales que terminan elevado a los altares o demonizados sin tener en cuenta que la mezcla de alimentos de por si no solo es mala sino que es totalmente necesaria para una dieta medianamente saludable. Michael Pollan (del cual recomiendo deis un vistazo a esta charla que dió en Google), es un columnista del NYTimes, se forro el agno pasado escribiendo The Omnivore’s Dilemma, un libro que trataba de esa verdad tan simple y que le explicaba a nuestros queridos yankis que el hecho de que los europeos estamos mas delgados es a lo mejor porque tenemos esas reglas tan estructuradas y no nos atacamos de hamburguesa y helados a cada momento.

Lo mismo pasa exactamente con la politica. Las formas americanas nos horrorizan y nos atraen con la misma intensidad y su incrustracion inmediata en la politica castiza española, sin considerar las normas que lo vieron nacen, tienen consecuciencias desastrosas y ridiculas a partes iguales, convirtiendo supuestas sesudas iniciativas politicas en pasto de youtube y cachondeo nacional. Las particularidades de la politica americana determinan sus reglas de actuación, su escenario, su iluminacion y sus palabras calculadas y sus votantes responden a unos estimulos totalmente diferentes a los nuestros. Tan perplejo se quedaria un yanki viendo a pignoise en concierto con un coro de fans de flequillo pa allá y camisa rosita jersey en los hombros, teniendo una oposicion ridicula y atroz o viendo sus ciudades llenos de caducos carteles electorales como nosotros nos quedamos con el ciudado marketing, los globos de colores cayendo del techo, los precisos tiempos o el hecho de que todo el pueblo se movilice, no solo con el voto, para apoyar a sus candidatos.

El lugar de mi ciuta es uno de los fabulosos cafes de la Misión. Enorme, tipíco, bancos y sofas con trabajadores de empresas de internet aporreando portatiles y olor de cafe tostandose en una ruidosa máquina del siglo XIX que hay colocada al fondo. El cafe, que se paga a dos dolares, es excelente y choca con nuestra idea tan europea de que a este lado del Atlantico no tienen cultura cafetera. La puerta del fondo esta abierta dando a un callejon donde, sentados en sillas plegables, en el suelo o escribiendo en portatlies situados en tablas de planchar a modo de mesa, se hacinan casi doscientos voluntarios. La mayoria de ellos son los estereotipos del barrio: pantalón vaquero negro ceñido de segunda mano, tatuaje desde la muñeca hasta el cuello, gorro tapando la cabeza y un iphone en la mano con el que hace las llamadas. Veo una anciana de unos 90 agnos que a penas se mantiene en pie dando direcciones de un colegio electoral por telefono a alguien y una chica de unos once haciendo llamadas junto a su madre, que la anima. Todos son educadisimos e intentan sonreir mientras hablan por telefono.

Además de por la curiosidad antropologica, una de las razones de porque lo hago es mi miedo escenico, especialmente cuando hablo en un idioma que no es el mio. El estado que llevan es Florida (a la media hora cambian rapidamente a Virginia, en cuando en la central de Chicago ven a alguna encuesta desfavorable en ese estado) y la mayoria de los nombres son latinos, contestan directamente en español al telefono y muy educadamente te informan cuando van a votar a McCain o en el caso de que hayan llamado a Obama, si necesitan algun tipo de informacion. Lo que buscan en la campaña no es convencer a los votantes republicanos, sino asegurarse de arañar todos los votos que puedan de los demócratas y animarlos a que salgan a votar. Al contrario que en muchos paises europeos los americanos no tienen sistema de identificacion ‘oficial’ (les vale ir al colegio electoral con la tarjeta de la biblioteca o el carnet de conducir) lo que requiere el registro casi dos meses antes de las elecciones para que se puedan verificar sus datos. El hecho (entre otras cosas) de que de estas listas se seleccionen los nombres de los jurados en los juicios hace que muchos ni piensen en ir a votar. No es raro que en unas elecciones americanas vote menos del 25% de los que estan llamados a las urnas y la mision de estos voluntarios era llamar a los que si se han registrado, preguntarles (como en el caso de muchas abuelitas judias de Florida) si necesitaban que algun voluntario de su ciudad las llevase en coche al colegio electoral, si tenian claro donde tenia que presentarse con su voto o si tenia alguna otra pregunta sobre las elecciones.

Uno de entrada se lo espera todo organizado: mesas uniformes con telefonos esparcidos todos de la misma marca mientras un instructor te da una clase y te hace firmar una marea de papeles eximiendoles de cualquier responsabilidad penal que pudieran tener. Nada mas alejado de la realidad. Todo es llegar, pillar una lista de votantes y llamar tras leerse una pequeña fotocopia con algunos datos y un par de guiones modelo, apuntando tras cada llamada si se ha podido contactar con el votante, si precisa ayuda de cualquier tipo, o si se le ha dejado un recado. Hay unos cuantos con su nombre escrito en una etiqueta, llenos de tatuajes y con perilla que se afanan en contestar dudas a los voluntarios, darles pequeños consejos a los que los necesitan y en mi caso buscar nuevos nombres de votantes latinos entre las listas de los que ya han sido llamados. Unos cuantos se dedican a meter los datos de las llamadas realizadas en una pila de macbooks situada en una tabla de planchar al final de la cafetería. El hecho de que en este pais la mayoria de planes de movil vengan con tarifa plana de serie ayuda a descentralizar y agilizar la infraestructura hasta el punto que desde la misma web de Obama es posible pillar una cuenta y recoger datos de personas a las que llamar desde casa.

Me senti extrañamente bien. No estaba con un monton de doblepensantes partidistas esperando la mas minima para escalar posiciones politicas con una retorica babosa que terminara haciendome potar por las orejas, no habia una obligatoria uniformidad de criterios ni animadores que hicieran corear estupidas insignias sino un organizador de poco mas de veinte agnos repartiendo caramelos y pasando cada pocos minutos con una pizarra donde habia escrito “you guys are fucking awesome”. No habia enchaquetados si no los mismos vecinos con tatuajes que ven el en parque y en la taqueria. Los mismos que avergonzados pedian perdon por lo que hacia su pais en cuanto tomaban dos birras y sabias que eras extranjero y que ahora llamaban entre esperanzados y aterrados. Participar, espárandome entrar en una forma de extraña y autoprovocada disonancia cognitiva, termino siendo una de las experiencias mas enriquecedoras y que mas me han enseñado sobre la curiosa forma de ser de estos seres con los que convivo desde hace ya cuatro años.

Anuncios

Pedro Jareño, que esta haciendo una vuelta al mundo de blogger en blogger estuvo en San Francisco hace unos días y tuve la suerte de conocerle, enseñarle mi parte favorita de la ciudad y hablar de sus ciudades invisibles, la enorme energía que traía, sus aventuras dentro y fuera de Internet, mi vida y el porqué alguien en Silicon Valley se mete a trabajar en Craigslist por ideas, donde uno sabe de sobra que no va a acabar siendo rico.

En su post me dedica unas palabras cariñosas y pone unas cuantas fotos y vídeos del San Francisco que no suelen ver los turistas y de mi restaurante vegetariano favorito del més (donde entre otras estupendas cosas ponen una sangría de vino blanco que está pa-matarse) o del jardin de una casa donde puedes ir a tomarte una cerveza de madrugada y donde el guarda de la puerta literalmente parece que colecciona DNIs españoles. Me sigue encantando ver mi barrio con los ojos de quien lo visita por primera vez.

Por si alguien no lo sabe, Pedro lleva casi dos meses recorriendose el planeta para promocionar Mi Nube, un sitio que por primera vez en muchos años me ha dado envidia de que exista a vuestro lado del Atlántico y no al mío. Mi Nube, que es mezcla compra de billetes y hoteles con red social suelo explicarlo por aquí como una mezcla bastante buena entre Kayak y Yelp.

En la entrevista de arriba hablo un poco de Craigslist, mi blog y mi vida por estas latitudes, una versión un pelín más condensada se emitió hace unos días en el espacio que tiene Pedro en el programa Cámara Abierta 2.0 de La 2.

Conociendo San Francisco con Juan Pablo Puerta (Craigslist)
– Vuelta al mundo 2.0

Domingo. Ni me gusta el futbol ni me va a gustar en mi vida como nunca me ha gustado el chocolate y eso hace que la gente se horrorice a mi paso. De pequeñín cuando no tenía más remedio que jugar (colegio o presión social playera inaguantable para cualquier preadolescente) siempre me ponía de portero más que nada porque abultaba (con 12 años ya medía uno noventa) y porque podía pasarme el partido pensando en mis historias hasta que el balón regresara a portería. De todos modos este domingo me levanté a las 9 de la mañana a mi pesar porque no pillé el sueño hasta las 3 o 4 (rompí la regla que tengo de no leer no-ficción antes de irme a la cama, ya que se me va la cabeza en los pensamientos) y que el gato pasó la noche corriéndo por la cama, quizá emocionado por ser su primer cumpleaños con nosotros. Extrañamente lo que me impulsó a levantarme fue un raro sentimiento patriótico, llevaba una semana recibiendo insultos en alemán por el móvil gentileza de mi departamento en mi antiguo curro (donde todos eran alemanes) y tengo el alemán lo bastante oxidado para mandarlos a tomar por culo con elgancia. No hay nada como ciscarse en los muertos de alguien en la lengua patria, tan rica de matices para lo que nos interesa y tan sutil con el doble sentido que permite insultar y recibir sonrisas sin ningún problema. Una maravilla.

Como comenté no se nada de fútbol. Hay que meter el balón en la otra porteria y punto, por lo que fuí a El País a enterarme quién era quién, como viste cada uno y como nos había ido la cosa hasta entonces. Cabeza de ingeniero, quería saber cuales eran nuestros fallos, por donde nos la habían metido y cuales eran las características del equipo que hacía que mereceiramos estar en la final y que había que maximizar si queríamos ganar. Quería poder hablar de algo en el bar si se terciaba. Para mi sorpresa El País tenía un serie de gráficas del desarrollo de cada partido pero tan horriblemente mal hechas que salí pitando de casa media hora antes del comienzo prometiéndome que al a vuelta escribiría algo de ellas o que al menos intentaría mejorarlas.

Una gráfica temporal cuenta una historia. El tiempo avanza en la horizontal y una serie de variables cambian de valor según su recorrido. En el primer libro de Tufte “The visual display of quantitative explanations” se define una serie de reglas teóricas para analizar la calidad de las gráficas. La primera de ellas (el valor de mentira) es que el volúmen de cada una de las variables tiene que tener relación directa con el volúmen del valor que se permita representar y su diferencia (volúmen representado dividido por volúmen real) nos da un grado de mentira representado por la gráfica. Ojalá pudiera aplicarlo en este caso porque las variables no representan valor alguno, la gráfica simplemente es una escala graduada donde se muestran diferentes posibildades de juego suponiendo que para alcanzar el gol hay que pasar por todas las anteriores. La gradación es arbitraria -la distancia entre tiro a puerta y tiro fuera es la misma que entre penalti fallado y gol- y no muestra ningún valor que permita apreciar la tensión o superioridad de ninguno de los equipos (cuando tiempo pasó cada equipo en el campo contrario, cuantas veces y de que modo se acercaron a la portería, si estan jugando a tirarse o estan siendo demasiado violentos, como de forma natural se incrementan las intervenciones del árbitro conforme uno de los equipos ve escapar la victoria, etc…) y la gráfica, si uno hace el esfuerzo de obviar el órden y la graduación, se reduce a una enumeración de goles y faltas en una única dimensión que podría haberse descrito en la lista inferior.

Las visualizaciones cuentan historias y permiten razonar sobre los datos que se nos presentan. Son instrumentos que usamos para el análisis de grandes volúmenes de información mediante la identificación de patrones y tendencias. Una gráfica que visualizara cada uno de los jugadores con una variable que midiera la velocidad mostraría el cansancio de los jugadores o la acción que precede la entrega de una tarjeta (y la relajación que le sigue). El País mostró para colmo la pobreza esos datos en un formato cerradito a cal y canto, haciendo imposible la reutilización colectiva de los mismos en formatos y visualizaciones diferentes. TimeLine es un componente de la estupenda plataforma abierta Simile, creada por el MIT para la visualización y tratamiento de grandes volúmenes de información y volví del partido alegre como es normal, pero con la mente puesta en escribir lineas y lineas (tenía la tarde libre y echaba de menos el placer de escribir por escribir) sobre las bondades de los formatos abiertos y la cantidad de historias que pueden escribirse con pocas líneas de datos. Poco pensaba que una llamada 10 minutos más tarde mepondría de camino a cumplir uno de las pocas pocas cosas que me prometí un dia cumplir.

Cuando uno pasea por Black Rock City suele acabar en la caseta central de la ciudad. Siempre hay malabaristas, gente meditando o danzando y suelen entregarte unos panfletillos con el objetivo de crear un censo y estudiar la evolución de la población de la ciudad donde se pregunta de todo, desde el sexo (nueve diferentes, casi como en la ficción de Egan), nacionalidad, tendencias sexuales o el grado de implicación en la vida de la ciudad: turista, visitante, artista y el sentimiento de pertenencia a la misma que has tenido durante tu vida en el desierto. Siempre en ese punto pienso que pensar, llego, hablo, abrazo, pongo el hombro a quien necesita llorar y hago y recibo regalos pero nunca nunca he construido nada con mis manos que pueda colocar en medio de la ciudad para ver como sus habitantes lo exploran y disfrutan. Black Rock City es terriblemente hostil a los turistas y tu tendencia natural cuando tienes kilómetros de burning encima es a alejarte lo mas que puedas a ese estereotipo de dominguero.

Del arte que existe en la ciudad hay uno que siempre me ha llamado la atención: el templo y es al que le dediqué un pequeño monográfico en mi última vuelta. Es un sitio especial, muy al norte de la ciudad, lejos de las tiendas y las casas temporales, al norte de la figura central del hombre que será quemado y al que solo se puede llegar tras un largo paseo en solitario por el desierto, rumbo fijo y alejado del aislado arte que suele poblar la zona de desierto que queda al norte. El templo es de madera, siempre diferente. La construcción del primero comenzó hace algo más de una década cuando uno de los habitantes murió al ser arrollada su tienda por un vehículo mutante. La población se congregó en la zona más alejada y de forma inesperada comenzó a colocar tablas para construir un monumento a su memoria que quemarían en último día del evento. Desde entonces el templo es un lugar donde ir a recordar a los que se han ido, escribirles en las tablas mensajes y colocar las fotos de como fueron en vida. No es raro verlo lleno de gente con ojos llenos de rabia o de cariño, llorando o meditando y en unas de mis últimas visitas me horrorice sabiendo que uno de estos años sería yo el que colocaría una imágen y escribiría unas palabras en las tablas con la imágen casi certera de quien sería. Me horroricé y me acuerdo que casi poéticamente, en ese momento comenzó una enorme y horrible tormenta de arena que me dejó varias horas encerrado y agazapado codo con codo junto a los que lloraban a sus muertos, muchos de los cuales entonaron cánticos mientras parte de la estructura se caía a nuestras espaldas por la fuerza del viento. Cierta parte de mí sabía que de ese año no pasaba como intentaba siempre intentaba despedirme en cada visita que realizaba a la familia.

El templo se quema en el último ritual de la ciudad. Las fotos y los mensajes desaparecen y se funden mientras los que quedan se abrazan, recuerdan y se purifican. El templo cambia todos los años, las fotos y los mensajes son similares ya que la memoria es plana y tendemos a olvidar detalles pero no significados y la pena inicial pasa a ser ritual de acompañamiento a nuevas fotos y nuevas historias. El templo cambia en las vidas que retrata y en su forma, en su nombre y arquitectura y quien lo empezó decidió el año pasado que el peso sobre sus hombros era demasiado y que debía dejar paso a nuevos artistas con nuevas formas y nuevas visiones. Es una invitación a tomar en cierto modo el relevo.

El templo, como casi todo en Black Rock City cobra vida todos los años en la zona de San Francisco, al otro lado de la Bahía donde el sol brilla en verano, la tierra es barata y un Oakland deprimido se ve poblado de naves industriales y hangares enormes sin uso desde sus mejores tiempos que los artistas locales pueblan para crear el mundo que recrearán más tarde en las arenas del desierto. Cuando uno visita Black Rock city siempre escucha hablar de esos hangares pero la sensación de recorrerlos es increíble, las luces que entran por los cristales rotos se mezcla con los olores de pintura, aceite y soldaduras mientras recorres uno tras otros monumentos de años pasados (muchos de los cuales pasarán a formar parte de las esculturas y el mobiliario urbano de San Francisco) junto con obras de arte de los años venideros en diversos niveles de construcción. La sensación fue rara, cuando era niño mi padre decidió saciar mi sed de conocimiento y callar mis interminable interrogatorio (cuando tenía seis años la psicóloga de mi colegio me puso el mote de Don Preguntas tras mis continuas interrupciones) llevandome a ver el lugar donde guardaban las carrozas de las cabalgatas de los Reyes Magos. La decepción de la falta de lustre -los reyes son los padres y esas cosas- se mezcló con la alegría de la respuesta consumada y la sensación que tuve recorriendo esa nave de Oakland fue similar, veinticinco años más tarde, a la que tuve esa tarde. Las figuras son puro metal, descansan y son creadas y puedes recorrerlas, tocarlas y romperlas. Hablar con quien las ha creado y dar tu punto de vista, tus manos y tu visión en lo que miles de personas disfrutarán este año.

El templo de este año es diferente. Los templos hindues del perdon o del olvido pasan a ser una deconstrucción de los desperdicios de la humanidad. Basura Sagrada es una enorme construcción hecha de botellas, chapas de cerveza o latas de cocacola cortadas mezcladas con maderas arrancadas de armarios antiguos, cabeceros de cama o despojos de puerta de iglesia. Un templo quemable, limpio, creado con los detritus de la sociedad consumista norteamericana que cambia el oro y las joyas tradicionales con aluminio y cristal de despojo. Es el primer templo político producto del consumismo que mezclará las bendiciones, los cantos, las fotos y las historias de vidas pasadas con el reciclado y la destrucción de materiales que han tenido mil usos y pasados por mil manos inocentes del destino último de sus objetos.

La sensación de pasearse por los hangares y colaborar en la construcción de algo que uno cree (algo simbólico, que terminará siendo devorado por las llamas) no tiene precio. Con el uso, uno descubre con las canas que tiene valores escondidos o que se conocen y que son más importantes de lo que uno creía. Mi novia es vegetariana por su amor a los animales y sus principios de respeto a la vida y uno ha desarrollado un cierto amor a los esfuerzos de colaboración desinteresada, a la camaradería que se produce cuando trabajas por algo que crees no por el objeto que creas en sí, sino por la energía que vives y respiras mientras lo creas y sabes que nadie va a venir a preguntarte con cara de tonto que vas a sacar tu de ese trabajo. Muchos de mis compañeros ese día (y los días que quedan hasta su terminación) vivían en caravanas o autobuses dentro del hangar y vi a todos usando portátiles con linux, -tenían un sistema de voip para comunicarse entre hangares- dando un sabor a hackmeeting y esfuerzos que me remitian a epocas pasadas. Yo sonreía: hay cosas que simplemente son compatibles y personas que nacen de una determinada manera y se atraen y encajan con cierto tipo de esfuerzos.

Por si alguien le interesa, saqué varias fotos de Basura Sagrada y los despojos de epocas pasadas, Daniel Jung tiene otra galería mucho más artística y centrada en los miembros del colectivo.

Basura Sagrada
tiene un estupendo sitio web con el desarrollo del proyecto incluyendo una animación 3D del modelo del templo

Mi comentario del templo de 2007, el video de current me lo han cambiado de sitio

Ya he comentado que Dolores Park (a poquiiiitos pasos de donde vivo) es una especie de tierrecita de ensueño donde parece gravitar toda la vida, la exhuberancia y la escentricidad de la ciudad. La vista, escalonada, te muestra una panoramica soberbia de la ciudad y puedes quedarte horas sin habla embobado disfrutando de uno de los mayores espectáculos de San Francisco (la niebla del Pacífico pasando a pocos metros de tu cabeza mientras se interna en lo profundo de la Bahía). No es raro encontrar malabaristas, equilibristas, concursos de disfraces de perro, un grupo vestido como en la Inglaterra victoriana (sombrero o bombín y levita) tomando te junto a una muchedumbre totalmente desnuda pintada de rosa gritando y dando volteretas por quien sabe que razón. Las barbacoas no son infrecuentes en la hierba y los conciertos y festivales organizados autónomamente por los vecinos suelen salir como champiñones en los primeros calores del año. Hay vendedores de trufas y galletas con marihuana que siempre llevan unos curiosos recipientes de barro enormes a cada lado unidos por palos que descansan en sus hombros para conservarlas mejor (y que siempre tienen el detalle de preparar varias sin frutos secos -hechas con arroz, realmente- para los que tenemos alergias). Es un sitio cuya vida no viene en las guías y uno de los refugios del San Francisco más auténtico: de las fiestas y de los hippies y los de la vida alternativa guiadas por una curiosa mezcla de espiritualidad y autosuficienta tan de estas latitutes.

No es raro que cualquier evento que intente salirse de lo normal acabe por cobra vida en este parque. Los chicos de Firefox han organizado este pasado fin de semana el “Build The Robot Party”, una fiesta donde, alimentados con pizzas y cervezas que los que pasaban iban dejandoy armados con una cantidad enorme de palos, pegamento, cajas de Amazon de las que aqui todo el mundo tiene en su casa y papel de aluminio, han construido el robot que forma la nueva mascota de Firefox 3. El bicho ha durado en pie más o menos una hora (para las aproximadamente cuatro que han tardado en montarla) pero si que ha dado un motivo para que todo el enorme parque, unido en su profunda excentricidad, pueda cantarle un cumpleaños feliz al navegador favorito de todo el mundo.

El robot es la mascota de firefox 3 y puede verse tecleando about:robots en la barra de navegación (si no usas ff 3 no podrás verlo, no tendrás perdón de dios y además tarde o temprano se te caerá a pedazos) , me ha hecho bastante gracia por cierto esa referencia a Battlestar Galactica de “and they have a plan”.


Build The Robot Party
– En el wiki de Mozilla
Algunas fotos que he hecho del evento en flickr

Las de la foto son Phyllis Lyon y Del Marti, entre ellas suman 170 años de vida y son las creadoras del primer grupo pro derechos de las Lesbianas en el conservador EE.UU. de los 50. Hoy a las 5:01 de la tarde en el ayuntamiento de San Francisco, después de casi 6 décadas de noviazgo, han sido las primeras pareja del mismo sexo en casarse en California después de que el Tribunal Constitucional del estado considerara que la negación del derecho al matrimonio vulnera los principios básicos de igualdad que establece la constitución californiana. Lyon y Marti también fueron las primeras en casarse cuando el mismo alcalde decidió el día de San Valentín de 2004 abrir las puertas y casar a toda aquella pareja del mismo sexo que se pasase por el ayuntamiento en turnos maratonianos de hasta 24 horas hasta que días después esa desgracia que gobierna este país decidiera poner la maquinaria legal en marcha y le cortase las alas.

Como en cualquier cosa en esta ciudad, la controversia ha sido nula. El efecto llamada no ha sido tanto el de las parejas gays (cuyos grupos más representativos ha pedido que la cosa se controle y modere, que estamos de elecciones y no hay que dar muchos motivos a cierta escoria para salir a votar) , como de los grupos religiosos extremistas que han acudido en masa a protestar en la puerta del ayuntamiento desde zonas tan distantes como Texas y que han dado esa curiosa mezcla de grupo humano pro y contra totalmente respuetuoso con el prójimo tan propio de estas latitudes (donde unos y otros ponen la libertad de expresión a la altura de un mandato divino) y tan extrañas y enrarecidas para el que viene de una tierra de caínes (el que diga lo contrario es un miserable y toda esa acostumbrada pesca) como es la nuestra.

Los matrimonios que fueron anulados se volverán a repetir sin problemas aunque no es raro que las parejas que pudieron casarse hayan seguido llamandose marido y marido (esposa y esposa, etc) durante todo este tiempo y que entre medias haya existido una marea de bodas gay “ilegales” en el ayuntamiento cuya única ausencia era el sello oficial final que validaba el matrimonio ante el estado. Dado además que en este país no hace falta casarse en horribles juzgados o en el ayuntamiento y que que cualquiera puede casar y orquestar la boda -un amigo, un familiar- no es raro ver y asistir a increibles y creativas bodas en las playas o en medio de los enormes parques reuniendo a amigos y familia en torno a la pareja que más frecuentemente que no, tiene el mismo sexo. Mi novia ha tenido un papel más o menos importante en el legalización, la ONG en la que curra representó a la parte homosexual en la vista del Supremo y muchas de sus compañeras serán las primeras en casarse con sus novias en Oakland mañana por la mañana en una curiosa e indirecta forma de apreciación y premio del ayuntamiento de esa ciudad. Curiosa forma de terminar su tarea en su curro, ya que desde Agosto deja su trabajo (abrumada por la horrible burocracia propia de organigramas de varias páginas, algo que el que escribe conoce demasiado bien) sin tener aún muy claro que quiere hacer.

Con la excepción de San Francisco, que ha comenzado hoy, el estado completo comenzará mañana por la mañana a orquestar bodas (o aceptar matrimonios orquestados por terceros), con la excepción de dos condados en el medio del estado (la California rural acojona más de lo que parece) que han alegado “problemas de personal” por lo que no orquestarán ningún tipo de bodas, gays o hetero.

La foto es del Sf Gate el cual tiene un estupendo artículo sobre el tema
La CNN sin embargo (esa “otra” portadora del premio Principe de Asturias) dice que Estados Unidos se rompe (fachitas de barrio como Losantos podrían aprender de estos maestros, hay días en que creo que me van a matar de un infarto)
Si a alguien le interesa estuve allí sacando fotos y las puse en el flique

The Bill Board Liberation Front de San Francisco (que llevan en esto desde antes de que muchos de los de aqui nacieramos) y monochrom han colaborado juntos en la instalación de una valla que representa la tortura y la representación del régimen chino en la mismita puerta de los cuarteles generales de Google en Mountain View en el preciso momento que la junta de accionistas de la compañía se reunía para repartirse los cuartos, darse palmaditas en la espalda, fumar puros e irse de putas (digo yo, que es lo que me han dicho que suele pasar). No se ustedes, pero yo me como los crispis leyendo noticias de Google como mi madre hace con el Hola y hace una semana que no cago duro sabiendo que el board de esa compañía ha votado con casi unanimidad (el ruso se abstuvo, ni si ni no) en CONTRA de la creación de una comisión de derechos humanos y la creación de un código de conducta para los negocios que lleva con el régimen chino (ambas propuestas fueron enviadas por Amnistía Internacional a Google hace unos meses). Desde que el més pasado la perramala esa de Marissa Meyer dijo que lo de “Don’t be evil” era bromita y que no había que tomarselo tan en serio, a mi google de mis amores no hay quien la reconozca.

La protesta de BLF se encuadra en una serie de acciones en la zona contra las bases mismas del capitalismo americano que ayuda a la “protección” del gobierno chino en su enorme (y recien nombrado primero en el mundo) mercado de Internet. Un gobierno que necesita y usa de la tecnología de occidente para su represión al igual que los nazis usaron compañías americanas para la producción del Zyklon B. Triste es tener que explicar y recordar las relaciones de muchos gigantes de Internet con ciertos regímenes y la resposabilidad moral que tienen ciertas compañías justificadas por la sagrada búsqueda de beneficio (es que el mercado allí es así, ya me entienden) pero más triste tener que escribir noticias que, pese a lo simbólico y espectacular, tienen poca cabida en una serie de medios de comunicación que esconden su desconocimiento más absoluto de la industria y la tecnología en una cortina de patéticos artículos más interesados en posicionarse cerca de supuestas tendencias que en entender sus consecuencias últimas y dar una visión medianamente crítica no solo de las repercusiones del uso de nuestra tecnología (nuestro conocimiento) en ciertos ámbitos, sino sobre la misma y última peligrosidad de la generación de dependencias en los flujos de información que producimos y consumimos y la esclavitud a la que sometemos nuestra persona virtual. Hay medios que escriben noticias de tecnología dirigidas a un mínimo común denominador como quien escribe noticias de toros y de fútbol, cambiando los paseillos, penaltis y fichajes por cambios en el estilo de la letra de la página principal, eternas promesas de integraciones con el móvil y supuestas sinergías que ya hace mucho tiempo que no se las cree nadie.

La foto es del laboratorio de investigacion Ames de la NASA, situado entre Sunnyvale y Mountain View (ciudades que suena por alojar las cuarteles generales de Yahoo! y Google respectivamente). El enorme hangar se ve perfectamente desde la autopista vecina (que conecta San Francisco con el Silicon Valley) y el tranvia que recorre las ciudades cercanas tiene una parada en la entrada del laboratorio, dejando una vista estupenda que hace que reconozcas quien es un geek por estrujar su cara contra el cristal cuando la megafonia del tren anuncia eso de “proxima parada, la NASA”.

El laboratorio se fundo en 1939 (si, casi cuando mi abuelo estaba pegando tiros en el Ebro) en lo que entonces era la NACA. En sus instalaciones se crearon las misiones Pioneer entre los 60 y 90 y casi cada cacharro que ha pisado la superficie de la Luna o Marte esta, al menos en parte, diseñado en este centro.

Este centro de investigación ahora se dedica a proyectos como cartografía espacial (con la colaboración de Google), supercomputación, sistemas inteligentes, inteligencia artificial y uno de los servidores principales de la red DNS a nivel mundial (en backbone pasa por allí al lado). Una noche al año, también, acoje la Yuri´s Night, una fiesta brutal de 12 horas para celebrar la llegada al espacio de Yuri Gagarin, el 12 de Abril de 1961.

Yuri´s Night es una celebración internacional creada por la Space Generation Advisory Council (una especie de ONG que intenta, en estos tiempos de crisis, inspirar a generaciones más jóvenes para que continuen la conquista espacial) que en 2001 recogió el testigo de la День Космонавтики (noche cosmonáutica) celebrada en la Unión Soviética desde 1962 hasta su caída. Celebrada en 34 países y localizaciones (entre ellos España, la Antártida o la Estación Espacial Internacional), la fiesta de la Bahía de San Francisco mezcla por un lado la música electrónica de djs como Amon Tobin (¿hay algo mejor que su música para este tipo de eventos?) o Randy de SomaFM con charlas más o menos sesudas e inspiradora de gente como Will Wright (creador de Spores), John Cole, creador de SkyTran, Jaron Lanier, a quien no se le ha ocurrido nada mejor que proponer la modificación de estrellas como modo de comunicación con alienígenas, Stewart Brand, que hablará de su activismo en los 60 y 70 para conseguir la publicación de la primera foto de la Tierra desde el espacio (la Canica Azul). Como casi todo en la zona y especialmente en parajes tan evocadores como este, la fiesta desemboca en una repetición de Burning Man (cúpulas geodésicas y esculturas gigantes entre los hangares que contienen transbordadores) que suele terminar generalmente en el aparcamiento o en las zonas llanas bañadas por ha Bahía, hasta mucho después del amanecer.

La Yuri’s Night de este año se ha dedicado a Arthur C. Clarke, el cual dedicó por su parte a Yuri el fantastico primer capítulo “alternativo” de la reedición que se hizo de Childhood´s End en 1990.

Links:
Yuri´s Night Bay Area, si lo pillais a tiempo, aún hay vídeo en directo de la que se esta liando
Flickr va viendo como entran muchas bellísimas fotos (y horribles vídeos) del evento
Yuri´s Night – Videos, eventos y localización de fiestas cercanas
Yuri´s Night en Wikipedia
Laughing Squid: Fotos de la Yuri´s Night del ´07

Al igual que Europa odia a EE.UU. (por lo que es, por lo que representa, y especialmente por como nos hace ser y de que forma sus gobiernos -piernecitas escualidas de Aznar encima de la mesa, puro en boca- agachan la cabeza ante cualquier tipo de imposición yanki), EE.UU., o la ridiculamente pequeña burbuja de EE.UU. que conozco, odia secretamente a China, no solo por ganarles en violaciones de derechos humanos (risas y aplausos), sino por ser la contradicción viva de las acciones de su gobierno, que con una mano demoniza el comunismo cubano y por otra lame el culo de China a la que abraza y nombra compañera a las primeras de cambio. Aunque el yanki medio (no el de aquí, ojo) no sepa la diferencia entre maoismo y marxismo (como casi no sabe contar hasta diez, dicho sea de paso), el tema del manteniendo del embargo a Cuba y la imposibilidad de sus habitantes de pisar la isla sale en el debate a primeras de cambio. Uno sabe que vive en un país de ideas fuertes -EE.UU. es una puta construcción ideológica al fin y al cabo, que los yankis demuestran en su repeto y adoración casi religiosa por su constutición- que por un lado valora la fuera de las ideas como motor de su sociedad y por otro no es capaz de escapar a ese discurso de redifinición perpetua para darse cuenta que existen otros países en el mundo, a cuyos gobiernos y formas de vida tiende siempre a sobresimplificar.

En España no nos manifestabamos tanto contra la guerra como en contra de Aznar con la guerra y es este mismo tipo de odio a China o a las acciones de su gobierno con China las que hace sacar a los estadounidenses de sus casillas. Si las olimpiadas fueran en EE.UU., Europa sería unas fallas de imágenes de Guantanamoo Abu Ghraib, pero las olimpiadas son en China y es esa misma fibra sensible la que aqui les toca y que se manifiesta de las formas más extremas, siempre teniendo en mente que los americanos son mucho mas “teatrales” en sus formas de protesta (para ellos, al contrario que para nosotros, un discurso público de intenciones simbolíza más que una manifestación de un millón de personas). Es por ello que en este país se han tomado el tema de las olimpiadas de manera muy personal. San Francisco -el que lo decidió fué un genio- ha sido la ciudad elegida para acoger la antorcha en su trayecto hacia la capital de China.

El problema es que este sentimiento de odio generalizado choca con el de un tercio de la población que es de orígen asiático y que sorprendentemente (quizá porque su emigración se produjo mayoritariamente cuando la fiebre del oro y las condiciones de vida y segregación que han conocido desde entonces no fueron las esperadas) es partidaria del régimen chino como demuestra la gran cantidad de banderas comunistas que aún hoy ondean en las grandes bolsas de población asiática de la ciudad y se han tomado el tema como una oportunidad no solo de demostrar su apoyo hacia el régimen, sino como una de las pocas oportunidades que tiene para afirmar de manera colectiva su identidad contra una clase blanca a la que (justificadamente o no), considera dominante. Por si fuera poco estamos en la ciudad con más ingenieros y uso de Internet del mundo y tanto la facción pro china como la enfocada en impedir el paso de la antorcha se han pasado semanas inundando las zonas más cercanas culturalmente de la red con vídeos, aplicaciones y peticiones de acción para este día.

Los dirigentes de la ciudad (no se en que cojones estaría pensando el admirado alcalde, que lo mismo te da una de cal al -casi- legalizar la marihuana y permitir el matrimonio gay que una de area como la de hoy) se han encontrado intentando hacer que la antorcha esquivara mareas de protestas y contraprotestas más concentradas en demostrarse odio mútuo que en lo que pasara al tío de la llama que corría (casi solo y mirando hacia los lados como diciendo que pasa aquí) a pocos bloques de distancia. La antorcha, en su recorrido más corto desde que salió de Atenas (unas 15 veces menor que el de París o Londres) ha tenido que usar varios medios de transporte marítimos y terrestres mientras, casi en tiempo real y en reacción a la marea de información que se producia en blogs, medios oficiales y twitters varios, reaccionaba cambiando varias veces de trayecto terminando, de manera cutre y descolorista, paseando el fuego en solitario por varias de las zonas más cutres de la ciudad.

SfGate ha colocado fotos y videos de la que se ha liado en uno de esos cansinos mashups con google maps
Laughing squid tene una estupenda colección de fotos y videos de la que se ha liado (curiosamente ha sido el pistoletazo de salida del nuevo servicio de video de flickr)
Un gráfico de donde iba a ir la antorcha y donde acabó

San Francisco tiene una más que curiosa forma de celebrar la pascua. Cada año las hermanas de la indulgencia perpetua (mas info por aqui y ojo al cambio de foto que me han hecho) organizan este día una fiesta en Dolores Park donde la mitad de la ciudad acude vestida de conejitos a escuchar los conciertos, jugar a esconder huevecitos de chocolate u organizar una barbacoa aprovechando el buen tiempo. Uno se puede sentar, como es comun, en la parte alta del parque y disfrutar de la vista, la música, los malabaristas, equilibristas o monocilicstas que siempre campan en la hierba o bajar y ser parte de la fiesta. Las primeras horas del dia estan dedicados a actividades y canciones para niños, pero por la tarde, se celebra uno de los eventos más famosos de la ciudad que es el concurso de “Hunky Jesus” o “Jesucristo macizo”: una exhibición de lo más freak de San Francisco. Una sucesión de Jesucristos pintados, vestidos, desnudos, mellizos, siameses o simplemente porno suben al escenario, montan un espectáculo yse dejan fustigar con un gigantesco crucifijo hecho con un par de enormes dildos ante el aplauso de los congregados que eligen de esta forma al jesucristo más bien parecido, más cachondo o que mejor rato les ha hecho pasa. Los fondos que las hermanas recaudan con este evento (vía unas cestas para donativos) se destinan a ONGs relacionadas con el tratamiento y la mejora de las condiciones de enfermos del sida.

Pais de contrastes. Por un lado es el lugar mas religioso del mundo y por otro es capaz de tener a miles de personas en un parque publico a las dos de la tarde vitoreando a un tio desnudo saltando en un escenario mientras encarna a jesucristo. Cosa totalmente inaceptable en otras latitudes.

El nombre de post, por cierto, es la forma tradicional que tiene San Francisco de llamar a este día: Zombie Jesus Day.

Flickr: Hunky Jesus at Dolores Park

El primer suicidio en el Golden Gate Bridge ocurrió 10 semanas después de la apertura del puente en 1937. Más de 1300 suicidios se han producido desde entonces y en las peores épocas (que curiosamente coinciden con los períodos más bajos de le economía) los suicidios han podido contarse por varios cada semana. Desde casi el principio de su existencia, “ir al puente” es una expresión que en la ciudad tiene un significado inequívoco y los franciscamos (que en cualquier otra circunstancia montarian centros de ayuda y vigilancia contínua para disuadir a los suicidas) tienen una especie de respeto místico y silencioso al que decide tomar esa última vía que se refleja en la ausencia de comentarios y noticias en los periódicos acerca de los que eligen esa forma de suicidio.

En 2003 el New Yorker publicó Jumpers, uno de los más famosos artículos sobre el tema. Basado en ese texto, el director Eric Steel filmó durante meses el puente capturando 23 de los 24 suicidios ocurridos durante ese período. Al acabar la filmación y sin decirles que tenía metraje de lo sucedido, entrevistó a los familiares de cada una de las víctimas con el objetivo de entender tanto el drama que llevó a los suicidos como el que le quedaron a sus familiares y amigos.

El resultado es The Bidge, un brutal documental que mezcla los detalles de los últimos momentos de vida de cada uno de los 23 suicidas (que sitio eligen en el puente, como miran hacia abajo, que hacen justo antes de saltar) con las conversaciones que mantuvo con los familiares de cada uno de ellos.

Es casi una de esas películas que (como Requiem for a Dream entre otras) uno se promese a sí mismo no volver a ver en la vida pero ayuda a entender y dar una dimensión diferente a los que toman ese último camino.

La foto, por cierto, la encontré en reddit y hace un tiempo hablé por aquí de las curiosas relaciones económicas de los suicidios ocurridos en el puente.

The Bridge – Torrent

Anuncios